La isla fantasma y la Revolución Industrial de Japón

La isla Higashima y otros lugares que representan la rápida Revolución Industrial de Japón, han sido propuestos por la UNESCO para formar parte del Patrimonio de la Humanidad.

La Revolución Industrial de Japón tuvo lugar en la era Meiji (1868-1912) y marcó el inicio de la sociedad japonesa moderna.

Dado que Japón había estado aislado durante dos siglos y medio, cuando salió al exterior se encontró con un Occidente mucho más avanzado, del que imitó muchas de sus invenciones, como el ferrocarril y el telégrafo.

El hecho de que Occidente ya tuviera parte del camino realizado puede que esa sea una de las razones por las que Japón se industrializó tan rápido, en apenas 50 años.

Todos los lugares que ejemplifican esta rápida revolución industrial, en sólo 50 años, se han agrupado bajo el título de “Enclaves de la Revolución Industrial Meiji”.

Dada la importancia y significado de estos lugares, la UNESCO quiere incluir en su listado del Patrimonio Mundial las 23 instalaciones de Japón que simbolizan la modernización del país en la era Meiji.

Entre estos lugares se incluyen dos enclaves de Nagasaki, las minas de carbón de Takashima y Hashima, esta última más conocida como Gunkanjima; la acería de Yawata, en la prefectura de Fukuoka, y varios astilleros.

La isla fantasma Hashima

Isla Hashima o Gunkanjima, Negocios en Japón
hashima-ghost-island29
hashima-ghost-island71
hashima-ghost-island70
hashima-ghost-island62
hashima-ghost-island54
hashima-ghost-island51
hashima-ghost-island53
hashima-ghost-island69
hashima-ghost-island49
hashima-ghost-island36

La isla Hashima atrae a turistas aficionados a visitar lugares abandonados. Se trata de una isla artificial creada sobre una mina de carbón en 1890. En su pico más alto, esta isla albergó a más de 5000 personas, siendo el lugar con mayor densidad de población del planeta. La mina, gestionada por Mitsubishi, cerró en 1972 y todos los habitantes de la isla se marcharon.

Las visitas a la isla estaban prohibidas por peligro de derrumbe, pero desde 2009 se eliminó parcialmente la restricción. Ahora se pueden visitar siguiendo un tour guiado.

Esta isla sirvió de inspiración para la guarida del villano de la película de James Bond, Skyfall (2012).

Hace unos años Google grabó toda la isla por dentro y ahora se puede ver gracias a Google Streetview.

Glover y los Cinco de Choshu

Durante esta época destacó la figura del comerciante escocés Thomas Glover, quien colaboró en la modernización industrial de Japón.

Glover participó en la fundación y construcción de algunas de las instalaciones que la Unesco está estudiando incluir en su Lista de Patrimonio Mundial, como la antigua residencia del propio comerciante. Se trata del primer edificio de estilo occidental en Japón (1863).

También colaboró para que muchos samuráis abandonaran la espada para convertirse en tecnólogos. El caso más importante fue el de “los Cinco de Choshu”, quienes viajaron a Inglaterra a aprender de Occidente y unirse a la revolución a su vuelta.

Los Cinco de Choshu eran Itō Hirobumi, Inoue Kaoru, Inoue Masaru y Endō Kinsuke. Al volver de Reino Unido todos ocuparon cargos importantes, respectivamente: primer ministro, ministro de Asuntos Exteriores, ministro del Ferrocarril y director de la Casa de la Moneda. También viajó Yamao Yōzō, considerado como el padre de la ingeniería japonesa.

Como no podía ser de otra forma, hay película sobre los Cinco de Choshu:

 

Ver mapa con los lugares de la Revolución Industrial de Japón

 

Aunque es muy probable que finalmente la UNESCO incluya estos 23 lugares en el listado del Patrimonio de la Humanidad, el asunto no está exento de polémica, ya que Corea del Sur y China se oponen por los miles de compatriotas que sufrieron trabajos forzados en estos sitios.

La decisión final se tomará a principios de julio en la reunión del comité de la UNESCO en Bonn, Alemania.